Sostenibilidad en España -Objetivos de Desarrollo Sostenible-Agenda 20-30

Sostenibilidad

El Observatorio de la Sostenibilidad cree firmante en la necesidad de una agenda global, aplicable a los países, comunidades autónomas y municipios y en la obligatoriedad de que estos progresos se puedan medir.

Por ello nada más nacer los Objetivos de Desarrollo Sostenible y el Acuerdo de París en 2015 adoptó el marco de los indicadores de sostenibilidad de Naciones Unidas junto a sus 156 metas y presentó su primer informe en 2016, con el título Sostenibilidad en España 2016 (SOS16) según los 17 ODS. Esta serie se ha mantenido hasta el 2018 y se actualizará próximamente con el informe Sostenibilidad en España 2019. Esta serie es la mas arga que se ha hecho en España respecto a los Objetivos de desarrollo Sostenible.

Anteriormente a estos informe los profesionales del OS publicaban el informe Sostenibilidad en España desde el año 2005. Serie que se rompió en el año 2012 y se retomó en el 2014 con el nacimiento del OS. La serie histórica es un buen resumen basado en indicadores de la evolución de la sostenibilidad del país.

En esto últimos años el OS ha aplicado esta metodología a escala autonómica y municipal, además de utilizar los indicadores de los 17ODS y de la Agenda Urbana para el informe CIUDADES SOSTENIBLES DE ESPAÑA 2018.

Los Objetivos de desarrollo Sostenible (ODS) son una metodología de medir la sostenibilidad y  están despertando un importante interés en administraciones, empresas, organizaciones no gubernamentales e incluso en los partidos políticos.  A continuación el Observatorio de Sostenibilidad lanza los resultados preliminares de su tercer informe anual SOS18 Sobre la Sostenibilidad en España basado en los 17 ODS. Este año se ha priorizado la comparación con los países europeos, en detrimento de datos más actuales pero que no son comparables con otros países. Es posible asignar los objetivos de desarrollo sostenible a cuatro grandes grupos de variables, personas, ecosistemas, economía y solidaridad, pero es preciso conocer que gran parte de los objetivos están totalmente interrelacionados y aunque haya algunos en los que se obtenga buena puntuación el logro es obtener buena puntuación en todos, es decir no dejar ninguno atrás.  Es por ello que estos indicadores muestran el camino hacia el progreso de un país mejor que por ejemplo el PIB u otros indicadores sintéticos. Y el adjetivo SOSTENIBLE implica que se han tenido en cuenta los aspectos dinámicos en las cuatro áreas de análisis que se consideran esenciales: las personas (aspectos sociales), la ecología (medio ambiente),  la economía y la solidaridad (gobernanza).

Estos indicadores que ha seleccionado Naciones Unidas y Eurostat, son fruto de un gran consenso científico y tienen en cuenta variables para medir el estado actual y las tendencias de la salud de los pueblos y por ello el grado en el que las políticas cumplen las buenas prácticas que inducen el progreso social, disminuyen la desigualdad, luchan contra el cambio climático, preservan el medio y usan con eficacia sus recursos. Tienen en cuenta, además, las principales amenazas para la vida que se han detectado hasta el momento: cambio climático, pobreza extrema, sequía, biodiversidad, etc… Y atienden también al desempeño de las políticas de igualdad, tolerancia, protección de la infancia y liberación de la mujer…  El estudio de estos indicadores permite describir con detalle el funcionamiento del país. Presentan un escáner o radiografía detallado del interior de la realidad social y de los equilibrios y desajustes en sus funciones vitales; considera, también, el aspecto exterior de un territorio: su gente, su paisaje, su cultura, la biodiversidad, el clima, el agua, los cultivos y las ciudades; y chequea, además, la capacidad de cada comunidad para defenderse de las catástrofes que cada día nos sorprenden; y recomiendan caminos para aumentar la resiliencia social para que cada estrés social que se produzca aumente la capacidad de resistencia de la sociedad. 

Los indicadores seleccionados por la ONU son la herramienta más afinada para medir el progreso en los distintos países. Y el disponer de un modelo universal de medida del progreso presenta muchas ventajas, entre ellas la de medir la eficacia con la que cada país progresa hacia una mejor calidad de vida; que es la prueba irrefutable de la eficacia de sus sistemas de gobierno. En el informe SOS18 se ha hecho hincapié en la comparación con los países europeos, tanto los 28 de Europa consideración amplia, como los 15 con economías euro mas comparables con nuestro país. Cuando se vayan acumulando las series de los informes anuales tendremos una herramienta para orientar el desarrollo -la mejora en la calidad de vida de los pueblos- con guías prácticas que permitirán comparar la eficacia de las diferentes políticas de forma más objetiva, (más allá de los prejuicios ideológicos que han dominado hasta ahora), los tratados sobre el progreso de la humanidad; y ello servirá para  señalar los cambios necesarios en las políticas futuras. 

Si quieres conocer más sobre nuestro trabajo descarga nuestros informes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *