COMPARACIÓN ENTRE LOS INFORMES DEL OBSERVATORIO SOSTENIBILIDAD SOS18 Y EL SUSTAINABLE DEVELOPMENT SOLUTIONS NETWORK PARA ESPAÑA

Sostenibilidad 2018

1. El OS presentó el 12 de Junio de 2018 su Tercer Informe sobre Sostenibilidad en España, SOS18; un mes más tarde, la Sustainable Development Solutions Network (SDSN) presentó a su vez su tercer informe sobre sostenibilidad a nivel mundial, SDSN SDG Index & Dashboards 2018. Ambos informes, los más completos para medir la sostenibilidad en España, acreditan un cumplimiento de la Agenda 2030 en el país muy bajo y preocupante.
2. Las baterías de indicadores utilizadas en cada informe no son idénticas debido al diferente tamaño del espacio muestral, temporal y a la necesidades estadísticas (nivel mundial en SDG Index/nivel nacional-UE en SOS18), aunque muchos de ellos están presentes en ambos conjuntos. Las diferencias fundamentales en los resultados derivan de este hecho.

PRINCIPALES RESULTADOS DEL OBSERVATORIO SOSTENIBILIDAD

3. España ocupa la peor posición absoluta europea en los rankings de los ODS 8 (trabajo) y ODS 17 (cooperación para el desarrollo). Pero también muestra pésimas valoraciones en el ODS 7 (energía) por la carestía de la energía domiciliaria y la pobreza energética que este hecho conlleva, y en el ODS 10 (desigualdad), en los cuales se sitúa solo por delante de Bulgaria y de Grecia, respectivamente.
4. En los ODS 1 (pobreza), ODS 4 (educación), ODS 6 (agua), ODS 9 (I+D) y ODS 16 (condiciones para una sociedad pacífica y solidaria) España ocupa también posiciones desventajosas. La situación es especialmente grave porque España se sitúa en la cola entre los países de la UE-15 (miembros más antiguos de la UE) en casi todos los ODS (a excepción de ODS 2/hambre y sostenibilidad de la agricultura, ODS 3/salud y sanidad y ODS 15/medio ambiente terrestre, en este caso debido a la magnitud de nuestra Red NATURA 2000).
5. La tabla de valoración y tendencia ofrece una situación relativamente ventajosa tan solo en 4 de los 17 ODS, según el análisis de los datos más recientes.
6. En concreto, el ODS 2 (Poner fin al hambre, lograr la seguridad alimentaria y la mejora de la nutrición y promover la agricultura sostenible), el ODS 11 (Lograr que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles), el ODS 12 (Garantizar modalidades de consumo y producción sostenibles); y el ODS 7 (Garantizar el acceso a una energía asequible, segura, sostenible y moderna para todos) si no se considera en el cómputo final el elevadísimo precio de la energía doméstica (y la ausencia casi total de medidas para racionalizar las tarifas, para promover la autoproducción y para solucionar la pobreza energética). Al considerar los dos indicadores de precio energético y ponderarlos España se sitúa en las últimas posiciones de la UE-28. Estos ODS, los mejor calificados, presentan solo valores comparativos de cumplimiento intermedios (la valoración se establece en 5 tramos: Muy mala/1, Mala/2, Intermedia/3, Buena/4 y Muy Buena/5).
7. En el ODS 1 (pobreza), los temas (indicadores) con la peor valoración constituyen el 50% del total; en el ODS 8 (trabajo), los valores muy negativos alcanzan el 69,2%; en el ODS 10 (desigualdad), todos ellos presentan la peor valoración. La suma de las valoraciones no positivas alcanza el 75,8% en la valoración general (todos los ODS); las positivas, tan solo el 24,2%.

PRINCIPALES COINCIDENCIAS EN LOS DOS INFORMES

8. En ambas evaluaciones se echan de menos los colores verdes, que indican niveles de cumplimiento altos: no existe ningún ODS con dicha valoración.
9. En SOS18, 14 ó 13 de los 17 ODS (dependiendo si consideramos o no el precio de la energía doméstica en la evaluación del ODS 7), ofrecen bajos grados de cumplimiento, lo que representa el 76,47% de la Agenda 2030 (sin precio de la energía) o el 82,35% (con precio de la energía).
10. En SDG Index 2018, son 12 los ODS que no llegan a niveles adecuados, lo que corresponde a un 70,59% del total de la Agenda 2030. En ambos informes el porcentaje restante corresponde a cumplimientos de grado medio.
11. Las coincidencias entre ambos informes son observables en varios ODS. Entre los que obtienen peor puntuación en ambos trabajos están el ODS 4 (temas de educación), ODS 8 (temas de producción sostenible y condiciones de trabajo); ODS 9 (temas de sostenibilidad de la industria e infraestructuras y apoyo a la I+D), ODS 10 (temas de desigualdad), ODS 13 (temas de Cambio Climático), ODS 14 (temas de sostenibilidad de los ecosistemas marinos), ODS 15 (temas de sostenibilidad de los ecosistemas terrestres), ODS 16 (temas de convivencia, paz social, confianza en las instituciones, corrupción) y ODS 17 (temas de cooperación y ayuda al desarrollo).
12. Tendencias similares en ambos informes se encuentran en los ODS 1, ODS 2, ODS 4, ODS 8, ODS 9, ODS 10, ODS 14, ODS 15, ODS 16 y ODS 17.

DISCREPANCIAS RESEÑABLES

13. Es reseñable la importante discrepancia en la tendencia del ODS 13 (temas de Cambio Climático) entre los informes: SDSN valora muy negativamente el cumplimiento del ODS 13 (al igual que SOS18) pero le otorga una tendencia de cumplimiento para 2030. Posiblemente, la integración del SDG Index desconociera el último dato de emisiones de GEI para España (publicado pocos días antes de la publicación del SDG Index), que informa de un aumento del 4,4% respecto a 2016 (en 2016 se produjo un descenso notable). SOS18 comparte la valoración negativa pero otorga, por este último dato, una tendencia de “deterioro destacable”.

14. Asimismo, la tendencia de cumplimiento estabilizada en el ODS 6 (temas de agua), la mejor entre las que utiliza SDG Index, es difícil de explicar a la vista de los datos de EUROSTAT y fuentes nacionales (MAPAMA, INE). SDG Index se centra especialmente en la satisfacción del acceso al agua y a la implantación de sistemas de depuración. En este caso, se discrepa tanto del valor como de la tendencia. SOS18 otorga una tendencia de deterioro del indicador tras analizar los últimos documentos de estado de las demarcaciones hidrográficas (Índice de explotación del agua/WEI, Índice de uso del agua en la agricultura, cumplimiento de la Directiva Marco del Agua/DMA…). La adecuada gestión del agua es uno de los problemas fundamentales en España. Si bien el suministro y la depuración alcanzan buenas posiciones en la UE, quedan por optimizar multitud de aspectos recogidos en la DMA.

EN RESUMEN

Y los resultados no pueden ser peores, tanto en SOS18 como en SDG Index 2018, siendo como somos la 14ª economía mundial y ocupando el puesto 27 en políticas de desarrollo humano1. Pero España se sitúa también en la posición 24ª del ranking de la UE-28en el informe Social Justice in the EU (Social JusticeIndex/SJI) de 2017 del Social Inclusion Monitor Europe (Daniel Schraad_Tischer. BertelsmannStiftung) , solo mejor que Italia, Bulgaria, Rumanía y Grecia, con un SJI de 4,96 puntos sobre 10 (Dinamarca, primera clasificada, alcanza los 7,39 puntos).Es un resultado pésimo que nadie recuerda pero que, como muchos otros, no se puede ni debe ocultar si queremos ser honestos. ¿Cómo es posible que presumiendo de ser la 14ª economía del Mundo podamos obtener una evaluación tan desastrosa? Es lo que hay que averiguar.

Gratis – Comprar

 

€20,00 – Comprar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *