LAS EMPRESAS MÁS CONTAMINANTES EN ANDALUCÍA 2006-2016

Emisiones de Andalucía 2006-2016

Blogsostenible (@blogsostenible) y el Observatorio de la Sostenibilidad han analizado LAS EMPRESAS MÁS CONTAMINANTES
EN ANDALUCÍA 2006-2016, para realizar una aproximación a la responsabilidad de las grandes empresas en el cambio climático con el objetivo de lograr la progresiva descarbonización de la economía andaluza.

Para ello han analizado las principales fuentes de emisión de gases de efecto invernadero de Andalucía según sus emisiones verificadas y aceptadas oficialmente entre 2006 y 2016 incluidas en el Registro Nacional del Emisiones/RENADE (producción de energía, industria del petróleo, cementeras, empresas cerámicas y otras instalaciones industriales. El objetivo de esta radiografía del sector industrial y energético de Andalucía e s fomentar la transparencia para iniciar el camino hacia la descarbonización y hacia una economía baja en emisiones. . Además se ha completado con la serie temporal completa de las emisiones entre 1900 y 2015.Unas conclusiones de forma resumida son las siguientes:

a) La central eléctrica que Endesa tiene en Carboneras (Almería) es el mayor foco de contaminación de Andalucía.Esta instalación ha sido acusada de causar 111 muertes anuales por sus emisiones directas, haciendo que esta localidad sea la que tiene mayores emisiones contaminantes de toda Andalucía.
b) La provincia que más emite y por ello puede considerarse lamás contaminada es Cádiz por su industria petroquímica, por la empresa E.ON con su central térmica de carbón en Los Barrios, y por la industria cementeraHolcim.
c) En Málaga la cementera de Heidelberg produce importantes emisiones que afectan directamente a la población. Esta contaminación afecta directamente ala salud delas personas, por ello en el anexo se examinanmás a fondo los datos que proporciona la Junta de Andalucía y los vecinos de la zona.
d) La contaminación de Huelva es la que tiene su origen más variado, pues procede de Gas Natural, petroleras, cementeras, centrales térmicas, de fertilizantes (Fertiberia), así como otras industrias químicas como Tioxide.
e) La contaminación de Córdoba procede principalmente de E.ON y de una cementera, mientras que la de Sevilla procede de cementeras y de la industria siderúrgica y de la cal.
f) Jaén y Granada son las provincias con menos emisiones, pero sus emisiones se concentran principalmente en Bailén y Motril, respectivamente.
g) Las mayores emisiones corresponden a Cádiz, seguida por Almería. Ambas provincias suponen el 61% del total de las emisiones de Andalucía. Junto a Huelva, esas tres provincias emiten el 80% del total emitido por Andalucía.
h) La conclusión evidente es que las industrias eléctricas están ignorando las fuentes renovables en Andalucía (Endesa, E.ON, Gas Natural, Iberdrola y otras eléctricas contaminan más que el resto de fuentes), a pesar de las inmensas ventajas de las renovables, especialmente en Andalucía. También las petroleras o refinerías y las cementeras suponen una parte importante de las emisiones andaluzas.
i) Carboneras en Almería es la más contaminada de Andalucía con un 24% de las emisiones totales andaluzas emitidas por Endesa y Holcim. También, San Roque en Cádiz y Palos de la Frontera en Huelva deben ser resaltadas por sus complejos petroquímicos, en los que diversas empresas contribuyen a una preocupante cantidad de emisiones.
j) Las localidades de Los Barrios (Cádiz) y Espiel (Córdoba) tienen demasiadas emisiones y corresponden en ambos casos exclusivamente a sendas instalaciones, ambas precisamente de E.ON.
k) La capital de provincia más contaminada es, probablemente, Málaga, lo cual se debe a la cementera conocida popularmente como de La Araña, y a la central térmica de ciclo combinado de Gas Natural en Campanillas. El problemático caso de la cementera de Málaga se estudia en profundidad en nuestro informe, recabando datos de la Junta de Andalucía y de la asociación de vecinos malagueña.
l) La contaminación por cementeras es también la causante de que otros municipios aparezcan en nuestro análisis. Nos referimos en particular a Niebla (Huelva) y a Córdoba, cuyas emisiones se deben a “Sociedad de Cementos y Materiales de Construcción de Andalucía”, y también a Gádor (Almería) y Jerez de la Frontera (Cádiz), cuyas emisiones se deben ambas a la empresa cementera Holcim.
m) La contaminación de Arcos de la Frontera (Cádiz) se debe a Iberdrola, la de Alcalá de Guadaíra (Sevilla) se debe a una cementera y a una industria siderúrgica, mientras que la de Huelva se debe a Endesa y Ence.
n) El principal punto negro de Andalucía está en Carboneras (Almería) y es responsabilidad de Endesa. También quemando carbón encontramos emisiones excesivas en Los Barrios (Cádiz) y en Espiel (Córdoba), ambas responsabilidad de E.ON.
o) Los datos muestran claramente la inmensa contaminación del carbón en comparación a las demás actividades. Es el principal foco de contaminación en Andalucía y es donde de forma fácil se puede reducir, apostando por las renovables que en Andalucía son tan favorables.

A escala mas general

Andalucía ocupa la primera posición en emisiones acumuladas de GEI (expresadas en toneladas (t) equivalentes de CO2) entre las 19 regiones del país (17 CC.AA. y 2 Ciudades Autónomas) en el periodo 1990-2015. Ha emitido en dicho periodo 1.328.736 t, que suponen un 14% del total nacional acumulado (9.331.355 t).
Andalucía ha incrementado sus emisiones totales en 2015 (último dato oficial publicado) en un 40% respecto al valor de 1990, por encima de la media nacional en dicho periodo (17%), y ocupa la 6ª posición en el ranking nacional por detrás de Extremadura (49%), Murcia (48%), Canarias (46%), la Comunidad Valenciana (43%) y la Comunidad de Madrid (42%). Por el contrario, Galicia, Castilla-La Mancha, el País Vasco, Ceuta y Castilla y León emiten en 2015 menos que en 1990.
El porcentaje de emisiones difusas sobre las totales en 2015 alcanza el 51% (el 49% restante corresponde a las emisiones fijas), valor inferior a la media nacional (59%) que la sitúa en la posición 14ª del ranking regional, posición que comparte con la Región de Murcia (entre un rango de 16 valores, ya que existen otras repeticiones de CC.AA. con igual porcentaje), lo que indica una fuerte presencia de instalaciones productoras de energía y de industria pesada, teniendo solamente Galicia (46%) y Asturias (23%) porcentajes aún inferiores. Andalucía es, pues, la tercera región con menor porcentaje de emisiones de fuente difusa.
No obstante, desde 2006 hasta 2015, las emisiones andaluzas han descendido de forma moderada: un -19% en las fijas y un -20% en las difusas, algo por debajo de las medias nacionales, ocupando posiciones intermedias en los rankings regionales (11ª y 10ª respectivamente, entre 16 valores, ya que hay CC.AA. que comparten el mismo valor). Las mayores disminuciones en fijas se han producido en La Rioja (-84%), Madrid (-75%) y Castilla-La Mancha (-52%); la Comunidad Valenciana mantiene las mismas emisiones fijas de 2006; Ceuta y Melilla las han incrementado desmesuradamente.
En emisiones difusas, entre 2006 y 2015, el descenso es liderado por Ceuta (-55%), la Comunidad Valenciana y Melilla (-31%), el País Vasco (-29%) y Canarias (-28%). Andalucía ha reducido sus emisiones difusas en un -20% en dicho periodo, el 10º mejor valor entre los 16 consignados.
Sin embargo, en 2015, Andalucía, con 6,2 t/hab, no es la comunidad con una tasa per capita mayor: ocupa la 11ª posición en el ranking de 17 valores (algunas CC.AA. comparten valor y posición), por debajo de la media nacional (7,2), por encima de Murcia, Canarias, Cataluña, la Comunidad Valenciana, Madrid y las ciudades autónomas, muy alejada de las ratios elevadas de Navarra, Cantabria, Galicia, Aragón Castilla y León y Asturias (28,3 t/hab), todas ellas superiores a las 9 t/hab.
Tampoco en emisiones difusas per capita se sitúa en las peores posiciones del ranking regional: ocupa la posición 14ª entre 17 valores (algunas CC.AA. comparten tasa y posición) con una tasa de 3,1 t/hab, inferior a la media española (4,3).
Andalucía alcanzó sus emisiones totales máximas de GEI en 2007, al igual que España. Otras regiones lo han hecho en momentos anteriores o posteriores: Melilla (1993) y Ceuta (1996) obtuvieron sus máximos antes del 2000; Murcia y Baleares en 2008; la mayor parte de las CC.AA. lo hicieron en el periodo 2004-2007, momento álgido de la burbuja inmobiliaria previa a la crisis.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *